¿Qué es el Yoga?

Uno de los beneficios más claros en la práctica del Yoga es la mejora de la flexibilidad y el aumento de la fuerza. Un comentario habitual entre los alumnos principiantes, es que después de las primeras clases comienzan a percibir una disminución considerable de la tensión muscular y de los dolores continuos de espalda, derivados de un tipo de vida sedentaria, así como una mejora en la calidad del sueño.

Yoga-leer-masPor otro lado, cada vez que se practica Yoga, se somete a las articulaciones a una gama completa de movimiento, lo cual puede ayudar a prevenir la artritis degenerativa. Está comprobado que los ejercicios en los que se realiza carga de peso fortalecen los huesos y previenen la osteoporosis.

Además el Yoga favorece la circulación sanguínea y el correcto funcionamiento del sistema linfático. Los ejercicios respiratorios contribuyen a mejorar los hábitos saludables en la dinámica de la respiración. El ejercicio físico mantiene el aparato cardiovascular en buenas condiciones, regula el sistema hormonal y equilibra el funcionamiento del sistema nervioso.

Por último, el Yoga favorece el estado de relajación, ralentiza la respiración y nos ayuda a vivir el presente. Y cuanto más conscientes seamos, más fácil nos resultará liberarnos de procesos mentales repetitivos o de emociones destructivas como la ira y el miedo, origen de diversos desórdenes y enfermedades.

Cualquier persona está invitada a la práctica de esta disciplina milenaria, independientemente de su edad o condición física. Únicamente mediante la práctica constante y regular, el alumno podrá comprobar los innumerables beneficios que nos brinda el Yoga.

En un ambiente de recogimiento e interiorización, buscamos transmitir esta enseñanza milenaria para el enriquecimiento, inspiración y evolución de cada persona.